Saltar al contenido

La cucaracha blanca o albina

¿Cucarachas blancas? ¿Ha llegado a tu mente la idea de cruzarte con una cucaracha albina? Cuando hablamos de cucarachas la sensación de inquietud y repelús nos aborda, en el caso de una cucaracha blanca esta sensación se multiplica.

¿No había suficientes especies de cucarachas? ¿Es la cucaracha blanca una nueva especie? No te preocupes para tu  tranquilidad no se trata de una nueva especie. A continuación veamos que son estas extrañas cucarachas blancas.

La cucaracha se ve blanca porque esta mudando la piel

¿Qué es una cucaracha blanca?

Probablemente te haya encontrado alguna vez cara a cara con una cucaracha albina. Y con toda probabilidad te hayas quedado (además de espantado) muy sorprendido por tal hallazgo.

Dejando al lado el sentimiento de repulsa ante tales insectos, estas viendo una cucaracha normal en un momento concreto de su ciclo vital.

La mayoría de las especies de cucarachas pasan algunas horas, durante varias veces de su vida, como cucarachas blancas.

La verdadera causa del aspecto blanco de una cucaracha es debido a un proceso de muda, pierden su capa exterior, y también pierden la mayor parte de la pigmentación en sus cuerpos, que luego deben ser reemplazados.

De este modo adoptan ese color blanquecino que les convierte en una cucaracha blanca.

¿Cómo se produce este proceso?

Las cucarachas son artrópodos, y al igual que todos ellos, no tienen espina dorsal, lo que los convierte en invertebrados. De hecho, las cucarachas tampoco tienen otros huesos.

Pero para que los músculos de una cucaracha operen adecuadamente sus patas, alas y otras partes móviles, tienen que estar unidas a algo rígido. Esta es la razón por la cual los insectos tienen cuerpos exteriores duros.

Este esqueleto exterior, o exoesqueleto, proporciona la estructura necesaria  que sus cuerpos necesitan para funcionar correctamente. Debido a que el exoesqueleto es rígido y no puede cambiar de tamaño,  las cucarachas deben agrandarse y crecer mediante un proceso llamado “muda”.

La muda ocurre cuando las cucarachas arrojan periódicamente su exoesqueleto, reemplazándolo con un modelo más amplio que les permite un mayor espacio interno que necesitan para seguir creciendo.

Antes de arrojar su caparazón exterior o piel vieja, deben formar una nueva, justo dentro de la anterior, para mantener las partes de su cuerpo juntas y retener la humedad corporal cuando mudan. Esta nueva piel, o exoesqueleto, es suave y flexible al principio y no tiene pigmentación, que es lo que le da color al caparazón.

Cuando las cucarachas están listas para mudar, dividen la piel vieja y se arrastran fuera de ella. La nueva piel está lista para ser utilizada, pero todavía es muy suave. Debido a que el proceso de pigmentación aún no se ha completado, la nueva piel también es blanca.

Cuando tienen ese color blanco están justo en la parte final de su proceso de muda. Se trata de unos momentos muy críticos para las cucarachas.

Las cucarachas son muy vulnerables a la desecación y a los ataques de los depredadores justo después de la muda, por lo que las cucarachas que se han mudado permanecen escondidas, en la oscuridad y sin apenas movimiento.

En pocos minutos, comenzará a endurecerse y a recuperar la coloración normal, y  volverá pronto a la normalidad.

¿Es fácil ver una cucaracha albina?

Debido al carácter vulnerable de este proceso de muda, toparse con cucarachas blancas es muy complejo. Tienden a esconderse y a no aparecer hasta que su exoesqueleto este perfectamente integrado y puedan moverse sin dificultad.

No es fácil ver cucarachas blancas, de hecho rara vez podrá encontrarse con este tipo de cucaracha. Pero ¿sabías que encontrar cucarachas blancas es una buena señal?

Ver cucarachas blancas: una buena señal

Por lo general ver cucarachas no significa nada bueno. Pero en el caso de las cucarachas blancas la realidad cambia de manera exponencial.

Como hemos dicho anteriormente, las cucarachas blancas se esconden en lo más profundo de sus refugios, a la espera de terminar el proceso de muda. Por seguridad ni quieren ni desean salir, no está dentro de su naturaleza.

Por lo que si se observa una cucaracha blanca, esto quiere decir que algo ha perturbado su área de refugio. Es una gran respuesta ante el uso de repelentes o soluciones anti cucarachas.

Las cucarachas blancas son desagradables, pero si ves alguna es un buen síntoma para saber y descubrir donde se encuentra el origen de una posible plaga.

Valora este artículo